Icono del sitio Futuro Salud Latam

Bancos sangre: bajó la donación durante la pandemia y todavía existen barreras para la elegibilidad de los donantes homosexuales. ¿Una paradoja del sistema?

En la pandemia bajó hasta un 80% la cantidad de donantes voluntarios y habituales. En Argentina, la ley permite que cualquier persona sana entre 16 y 65 años sea elegible para donar. Sin embargo, muchos donantes son rechazados —sin asidero científico— por su orientación sexual. ¿Qué se hace para revertir esto?

 

Existe en la Argentina una Red Nacional de Sangre coordinada por el Ministerio de Salud en la que están registrados 426 bancos de sangre públicos y privados de todas las provincias. Ellos se encargan de recibir, testear, almacenar y distribuir la sangre a las instituciones médicas. Pero no siempre dan abasto. Muchas veces las barreras están en la falta de educación. O en los prejuicios contra ciertos grupos de personas, como los hombres homosexuales y bisexuales.

Estas barreras se impusieron aún más durante la pandemia, que cortó con una tendencia creciente de más donantes: por el COVID-19 la donación se redujo entre un 50 y un 80%. Por ello, desde la Red Nacional de Sangre están lanzando campañas para que más personas se sumen a esta forma altruista de colaborar con la sociedad.

 

Para entender qué barreras existen en la Argentina para llega a la autosuficiencia de stock de sangre como recomienda la OMS, hablé con expertos del Ministerio de Salud, del Hospital Garrahan, de la Asociación Argentina de Hemoterapia y también con representantes de donantes voluntarios a los que se discrimina por su orientación sexual, contra lo que dice la Ley de sangre en Argentina.

 

Los invito a leer la nota en RED/ACCIÓN, un medio argentino enfocado en el periodismo de soluciones donde todos los temas son tratados en profundidad.

 

La nota se puede leer acá: https://www.redaccion.com.ar/sangre-por-que-aunque-faltan-donantes-voluntarios-el-sistema-expulsa-muchos-de-ellos/

 

Salir de la versión móvil