Comenzaron las actividades por el Día Mundial del ACV en el Planetario de Buenos Aires

Durante la mañana de hoy Pedro Lylyk, neurocirujano, referente internacional en el tratamiento del ACV y presidente de FENERI; el médico emergentólogo Adolfo Savia; María Martha Esnaola y Rojas, neuróloga integrante de la Asociación Por una Vida Libre de ACV;  y Juan José Cirio, Jefe de la Unidad de Stroke de Clínica La Sagrada Familia, estuvieron presentes en el Planetario de la ciudad de Buenos Aires dando inicio a la jornada de concientización del accidente cerebro vascular.

Además, distintos servicios de emergencias médicas de la Ciudad de Buenos Aires se unirán en las inmediaciones del Planetario para concientizar a la comunidad sobre la importancia de reconocer los síntomas del ACV y de llamar inmediatamente al 107 o número de emergencias de obras sociales o prepagas, acelerando el proceso de atención del paciente con esta enfermedad.

La importancia de la pronta atención

Cada 30 minutos un paciente que pudo haber sido salvado muere o queda permanentemente discapacitado porque no recibió el tratamiento específico en el tiempo necesario y en un centro preparado para el manejo del ACV. Por cada minuto de evolución de un ACV que involucra una arteria cerebral grande, se pierden 2 millones de neuronas. 

El ACV es una emergencia médica tan grave como el infarto cardíaco o el traumatismo grave. Actuar con velocidad salva vidas. Todos pueden ayudar a una persona que está sufriendo un ACV reconociendo los síntomas y llamando inmediatamente al servicio de emergencias (107 o número de emergencias de su obra social o prepaga), indicando su sospecha de que puede tratarse de un ACV. Este llamado con reconocimiento de síntomas dispara un protocolo específico del servicio de emergencias que acelera los tiempos de atención tal cual se observa por ejemplo en un trabajo publicado en el Congreso Americano de Medicina de Emergencias en 2019 y publicado en la prestigiosa revista Annals of Emergency Medicine por un equipo argentino donde se logró disminuir casi 12 minutos el tiempo de atención de los Pacientes con ACV cuando se aplica un protocolo organizado*(A) Aunque parece poco, en estos minutos que se ganan, se preservan 24.000.000 de neuronas aproximadamente. 

El ACV es uno de los eventos más terribles que puede sufrir una persona, ya que las capacidades mentales, el movimiento, la capacidad de comunicarnos, de ver, de sentir, de mantener una vida independiente y hasta la propia vida puede comprometerse en un instante”, asegura el Dr. Pedro Lylyk (MN44976) , neurocirujano, referente internacional en el tratamiento del ACV y presidente de FENERI. 

Por su parte Adolfo Savia (MN 132685), médico emergentólogo, asesor médico de la Iniciativa Angels y coordinador médico de ACUDIR Emergencias Médicas, asegura: “El ACV es una emergencia frecuente. Se estima que ocurren 50 a 60.000 al año en Argentina por lo que es una de los llamados en Código Rojo (de máxima prioridad) más importantes para los servicios de emergencias prehospitalarias junto con el dolor de pecho y el trauma grave en otros. Por eso es muy importante que todos los miembros de la comunidad reconozcan los signos y síntomas de un ACV tales como pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo (brazo y /o pierna), desviación de la comisura labial, trastornos del habla, alteración de la sensibilidad en la mitad del cuerpo, problemas visuales súbitos, pérdida de equilibrio e incluso un dolor de cabeza muy intenso entre los más importantes. Estos síntomas se instalan súbitamente y deben motivar el urgente llamado al 107 (número público nacional y gratuito de emergencias) o al número de emergencias de su cobertura médica. Es importante aclarar al operador telefónico los síntomas que nos hacen pensar que la persona está sufriendo un ACV, pedir a la persona que detenga las actividades que está realizando y no administrarle ningún tipo de medicamento ni alimentos ni bebidas. Otro paso crítico es facilitar el acceso al equipo de emergencias (señalizar el lugar de la emergencia para que sea fácil de encontrar, esperar con el ascensor en planta baja, etc.)”

“En caso de que ocurra un ataque cerebrovascular es fundamental actuar rápido. Podemos recurrir a una simple regla mnemotécnica para reconocer sus señales como SoCoorRé donde tratamos de identificar si una persona puede sonreír de manera simétrica, si puede coordinar sus brazos o piernas o si es esta pudiendo hablar correctamente. Reconocer los signos del ataque cerebral permite salvar vidas”, explica Lylyk.

Actúa con velocidad, una iniciativa global de Angels 

La Campaña “Actúa con Velocidad” se enmarca dentro Angels, una iniciativa no promocional de cuidado de la salud desarrollada por Boehringer Ingelheim y avalada por Sociedad Europea de Stroke (ESO), la Organización Mundial de Stroke (WSO) y la Sociedad Iberoamericana de Enfermedades Cardiovasculares (SIECV) entre otras sociedades científicas, tiene como objetivo asistir en la implementación de su principal objetivo, mejorar el cuidado del paciente con ACV. 

La Campaña “Actúa con Velocidad” trabaja en dos ejes clave: 

  • El reconocimiento de Síntomas para que la comunidad esté alerta a los síntomas principales de ACV
  • y que rápidamente llamando al Servicio de Emergencia de inmediato si se observa: 

o Desviación de la boca 

o Dificultad en el habla 

o Falta de Fuerzas en brazos y/o piernas 

Angels a nivel global busca mejorar la calidad de atención y el tiempo tratamiento de los pacientes con accidentes cerebro vasculares a través de la educación de la comunidad y de los profesionales de la salud que se desempeñan en las áreas tanto pre como intrahospitalarias. 

Se desarrollan capacitaciones y simulaciones en dos etapas: 

 Pre-Hospitalaria: tiene como objetivo mejorar los tiempos y los sistemas de derivación, desde que el paciente se comunica con el servicio de emergencias hasta que es trasladado a la institución. 

 Hospitales / Instituciones: desde la llegada del paciente al centro médico hasta que recibe la atención médica adecuada. 

Generar conciencia sobre los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de sufrir un ACV: 

o Hipertensión 

o Diabetes 

o Colesterol alto 

o Tabaquismo 

o Fibrilación auricular 

o Alimentación no saludable 

o Sedentarismo 

o Obesidad 

o Estrés 

o Consumo de alcohol excesivo 

Más información: Https://es.angels-initiative.com  

www.facebook.com/actuaconvelocidad  

Instagram: @actuaconvelocidad 

Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=8tyQSo9r3jI 

*A. Savia, A. Apesteguía, A. Farías, C. Yaryour, A.F. llalla. 134 effect of EMS stroke code on total out-of-hospital time. Ann Emerg Med, 74 (2019), pp. S54

Deja un comentario