Cáncer de pulmón: se diagnosticaron más de 285 mil casos en el mundo en personas de 54 años o menos

La mortalidad por cáncer se puede reducir si los casos se detectan y tratan a tiempo. El diagnóstico a tiempo contribuye a mejores resultados en el tratamiento. En estadios tempranos, el cáncer de pulmón puede ser tratado quirúrgicamente con éxito de curación en el 20% de los casos aproximadamente. De allí radica la importancia de evitar factores que puedan aumentar el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer, buscar asesoramiento médico si hay motivos de preocupación y acceder a servicios de diagnóstico y atención clínica a tiempo.

La consulta con el médico de cabecera para hablar sobre los beneficios del diagnóstico a tiempo es fundamental. Y también para descartarlo: “No todo nódulo pulmonar es cáncer. Pero siempre es mejor saberlo”, concluye Pupparelli. Siendo un tipo de cáncer que aun en estadios avanzados tiene tratamiento, cuanto antes se lo detecte, la posibilidad de sobrevida del paciente es mayor. “Tratamientos como la inmunoterapia pueden lograr una sobrevida de más de cinco años”, afirma el doctor Hernán Barugel, médico oncólogo y director de Asuntos Médicos en MSD Argentina. 

A diferencia de otros tipos de cáncer en los que la detección a tiempo es más habitual por la realización de estudios anuales como la mamografía (en el cáncer de mama), en el caso del cáncer de pulmón no está tan difundida la recomendación de realizar estudios para el grupo de riesgo. “El cáncer de pulmón en muchas personas se detecta tardíamente, porque es un cáncer que no produce síntomas”, explica el doctor Videla. 

El 17 de noviembre se conmemora el Día del Cáncer de Pulmón. Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de pulmón es el segundo tipo de cáncer con más casos a escala global: en 2020, más de 2 millones de personas fueron diagnosticadas con esta afección. En la Argentina, este tipo de cáncer fue el tercero en nuevos casos en el total de 130.878 personas, según el Observatorio Global del Cáncer, afectando a 7.738 hombres y 4.372 mujeres. Además, es el primero en fallecimientos: 10.279 fue el número en 2020, por encima del cáncer de mama y de colon, que son los dos con más cantidad de casos diagnosticados.

La causa principal es el tabaquismo: el 80% de los pacientes diagnosticados con esta enfermedad son fumadores. Otras causas pueden ser la exposición al gas radon, a amianto, la inhalación pasiva del cigarrillo y otros carcinógenos que están en el aire, como arsénico, cromo y níquel. “Los cánceres de pulmón no asociados al tabaquismo son muy raros”, señala la Dra. Carmen Pupparelli, médica oncóloga de la División de Oncología Torácica del Instituto Flemming. 

Por eso, cuando se habla de prevención, la recomendación es clara: “Lo más importante sigue siendo dejar de fumar”, afirma Alejandro Videla, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Austral y vicepresidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria.

Al mismo tiempo, la doctora Pupparelli añade: “Hay que exigir que no se fume en ambientes cerrados. Y hay derecho a hacerlo. La nicotina se libera durante mucho tiempo en el ambiente y queda impregnada −por ejemplo, en cortinas y alfombras− y sigue intoxicando el espacio”. Y agrega: “No es solamente el tabaco. Cualquier combustión en los pulmones, daña el tejido pulmonar. Los cigarrillos electrónicos también son tóxicos. Los pulmones no están preparados, por lo que la reacción del órgano es ponerse más grueso, y allí es donde luego puede aparecer un cáncer”.Otros factores de riesgo que enumera el Ministerio de Salud de la Nación son los antecedentes familiares (personas con padre, madre, hermano o hermana que padecieron cáncer de pulmón pueden tener un leve aumento en el riesgo, aunque no fumen); los antecedentes personales (quienes tuvieron la enfermedad en un pulmón tienen mayor riesgo de padecerlo en el otro); y la edad mayor a 65 años, porque es cuando más se diagnostica. Sin embargo, en 2020 se diagnosticaron más de 285 mil casos en el mundo en personas de 54 años o menos.

“La detección de un cáncer limitado a un solo pulmón cuando el tamaño del pulmón es pequeño, no compromete estructuras pulmonares adyacentes, ni se ha diseminado al otro pulmón o fuera del tórax, es mucho más fácil de tratar porque la cirugía tiene un resultado muy favorable en el pronóstico si se opera a tiempo. Se puede realizar una resección completa y con márgenes de seguridad. Por eso, es muy importante que aquellas personas que se encuentran en los grupos de riesgo se hagan estudios para detectar a tiempo el cáncer pulmonar”, resalta el doctor Videla.

“Las recomendaciones para realizar controles para fumadores son dinámicas. Hay también dolencias que no son cáncer de pulmón”, opina la doctora Pupparelli. “La recomendación actual es realizar una tomografía de baja dosis en pacientes de 50 años o más y que hayan fumado durante 20 años o más, que tengan enfermedades previas, incluidos otros cánceres asociados al tabaquismo”.

Fuente: Comunicado de MSD Argentina

Deja un comentario