Cómo influye la interoperabilidad en los sistemas de salud

interoperabilidad-sistema-saludPara José Montón, everis ehCOS Chief Technical Officer, la interoperabilidad es un medio para mejorar los sistemas de salud. Por eso hay que evitar caer en el error de generar una Torre de Babel, que termine por impedir que los distintos sistemas informáticos se hablen y se entiendan.

Para que diferentes sistemas de salud puedan intercambiar información, por ejemplo de un paciente, se necesita que dicha información se transfiera de un sistema a otro, lo cual en algunas ocasiones se realiza a través de interfaces específicas, adaptadas o personalizadas, que aunque manejan información similar, la estructuran en formatos diferentes.

Nos encontramos de esta forma con una torre de babel, en la que los diferentes sistemas de salud hablan distintas lenguas, dificultando así la comunicación e interacción entre los mismos y con el riesgo de acabar igual que aquellas personan que construían la torre en la antigua Mesopotamia, las cuales vieron frustradas sus pretensiones de construir un torre con la que poder tocar el cielo luego de que por obra divina empezarán a hablar distintas lenguas, situación que generó la más tremenda confusión y evitó la culminación de una torre monumental.

Esta situación es precisamente la que se experimenta a diario en los sistemas de salud y por la cual surge el término interoperabilidad. La interoperabilidad dentro del mundo de las TIC se entiende como aquella capacidad que tienen diferentes sistemas heteregéneos de compartir datos o intercambiar información entre ellos.

Para lograr este intercambio de información de la manera más fluida posible es indispensable la adopción de estándares sobre los cuales coincidan los distintos sistemas de salud, por este motivo surgen varias organizaciones que pretenden unificar criterios en pro de la interoperabilidad, tales como HL7 International, HIMSS o NEMA.

Tanto para la interoperabilidad sintáctica, referida a la estructura de la comunicación, como para la interoperabilidad semántica, que hace referencia al significado de la comunicación, el sector salud ha desarrollado y apropiado estándares para varios propósitos relacionados con mensajería, terminología, documentos, esquemas conceptuales, aplicación y arquitecturas.

En mensajería por ejemplo, se han desarrollado estándares que definen el formato y la estructura de elementos de datos para facilitar la comunicación entre diferentes sistemas clínicos. Entre estos encontramos:

  • HL7 V2.X, HL7 V3 para intercambiar datos demográficos, clínicos y administrativos

  • DICOM (Digital Imaging & Communications in Medicine) que define la forma para comunicar imágenes diagnósticas y datos asociados a éstas

  • ASC-X12 que ha sido diseñado para intercambiar tramitaciones, elegibilidad de pacientes y pagos de prestaciones

  • IEEE 1073 el cual determina mensajes para intercambiar datos con equipos de instrumentación biomédica

Con respecto a estándares de terminología o datos en salud, que agregan el componente semántico, se han desarrollado vocabularios y códigos para etiquetar conceptos clínicos tales como enfermedades, listas de problemas, diagnósticos, fármacos, técnicas y procedimientos, determinaciones analíticas y laboratorios, entre otros. Algunos de ellos son:

  • CIE-10 o la Clasificación Internacional de Enfermedades, que define un catálogo de diagnósticos y procedimientos para fines estadísticos, facturación, costos y tramitaciones.

  • LOINC que está más orientado a pruebas de laboratorio, métricas y observaciones clínicas.

  • SNOMED CT, que es una gran ontología de conceptos biomédicos con descripciones, relaciones y gramática para construir expresiones clínicas

Entre los estándares de documentos, que indican el tipo de información que debe incluirse en un documento y cómo este se estructura en secciones de contenido, se encuentra los estándares HL7 CDA (Clinical Document Architecture), CCDA (Consolidated CDA), y CCR (Continuity of Care Record) que define una vista consolidada o sumario de información de salud de un paciente incluyendo alergias, tratamientos, plan de cuidados y lista de problemas activos, para compartir información entre los profesionales de salud.

En conclusión, la interoperabilidad es un medio para un fin y no un fin en sí mismo, que se potencializa y hace eficiente con el uso de estándares. No obstante, en salud existe un número importante de estándares que pueden dificultar las decisiones de interoperabilidad entre los diversos sistemas con los que un centro sanitario debe interactuar, por lo que es importante definir y establecer correctamente las políticas, estándares y guías a implementar.

Leer artículo completo en laesalud.com

 

Etiquetado como:

Clasificado en:Historia clínica electrónica (EHR), Informática Médica, Interoperabilidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nuestros servicios

A %d blogueros les gusta esto: