Las hepatitis virales dejarán de ser  la primera causa de trasplantes hepáticos

·         En la actualidad, las hepatitis virales conforman la principal causa por la que se realizan trasplantes de hígado. Sin embargo, ante la inclusión en el calendario de las vacunas preventivas para los tipos A y B y los tratamientos curativos para la C, se espera que en los próximos años los casos disminuyan, reduciendo significativamente la necesidad de trasplantes.

·         De momento, a pesar de la Ley ‘Justina’, la situación del trasplante en la Argentina es poco alentadora: solamente contamos con 12 donantes por cada millón de habitantes, mientras que, idealmente, esa cifra debería estar cercana a los 30.

·         Días atrás, se inauguró en la Ciudad de Buenos Aires el Instituto de Trasplantes y Alta Complejidad (ITAC), un centro único en el país de alta especialización en trasplantes de hígado, vías biliares, páncreas, riñón y médula ósea. El equipo a cargo es el responsable de Nephrology, una de las clínicas más importantes de la región en esta especialidad, con más de 3500 trasplantes realizados.

 

 Los trasplantes de órganos representan un verdadero desafío de salud pública a nivel mundial. En Argentina, más allá del avance que puede representar la Ley ‘Justina’, todavía se está muy lejos de la situación deseable en términos de cantidad de donantes por millón.

Por eso representa un buen augurio que las hepatitis virales dejarán de ser la principal causa de trasplante hepático, gracias a la cura de la hepatitis C y la prevención de nuevos casos de A y B. Aparecen en el horizonte otros desafíos, como la prevención del hígado graso no alcohólico y la cirrosis por alcohol, condiciones que empeoran el hígado y pueden requerir trasplante.

“La situación del trasplante en nuestro país no es la ideal: tenemos solamente 12 donantes de órganos por cada millón de habitantes, mientras que España tiene 50. Deberíamos contar con, como mínimo, 30 donantes por millón, por lo que estamos muy por debajo de lo que necesitamos”, explicó el Dr. Domingo Casadei, Director Médico del Instituto de Trasplantes y Alta Complejidad (ITAC).

El principal obstáculo que presenta esta situación es el de la procuración de órganos. Los especialistas afirman que es necesario contar con un equipo conformado por médicos que detecten a los pacientes que pueden ser donantes para que, si mueren, se aprovechen sus órganos para salvar unas 6 ó 7 vidas. “Si bien la Ley Justina es un avance fundamental, si no contamos con más equipos de buenos procuradores, es difícil que la situación cambie”, detalló el Dr. Casadei.

Por otra parte, el doctor destacó que en materia de la realización del trasplante en sí, tanto el sector de salud pública como privada son de primer nivel y están a la altura de los estándares globales.

A nivel mundial, se están realizando investigaciones en el campo de la medicina regenerativa con el objetivo de lograr, en unos 10 ó 15 años, utilizar órganos o células de animales para trasplantar a seres humanos.

Sin embargo, “si no logramos controlar la situación actual, el futuro nos va a encontrar poco preparados para esa nueva realidad y no podremos aprovecharlo”, subrayó el Dr. Casadei, que además es Director Médico del Programa Renal y Renopancreático del Instituto.

Días atrás, se inauguró en la ciudad de Buenos Aires el Instituto de Trasplantes y Alta Complejidad (ITAC), un centro especializado en trasplantes de hígado, vías biliares, páncreas, riñón y médula ósea, que cuenta con los principales profesionales del país y de la región en esta disciplina.

“El objetivo del nuevo establecimiento es ofrecer a los pacientes un centro ultra especializado, en línea con las tendencias mundiales, en el que se encuentran los profesionales de renombre y se utilizan las técnicas más modernas a nivel global. No tiene nada que envidiarle a ningún otro centro”, comentó el Dr. Oscar Imventarza, Presidente Mundial de la Asociación Internacional Hepato-Pancreato-Biliar (IHPBA, por sus siglas en inglés).

El instituto es una nueva sede del centro Nephrology, donde el equipo, con más de 30 años de experiencia, realizó unos 3500 trasplantes renales y renopancreáticos y se consolidó como institución de referencia en la región. Además, realizan una fuerte tarea de formación: tienen vigentes dos convenios, uno con la Universidad de Buenos Aires y otro la Universidad Católica Argentina, y con especialistas que se acercan directamente a recibir instrucción. La particularidad que tiene este centro es que la instrucción es totalmente gratuita.

“Este equipo, en su etapa anterior como ‘Nephrology’, llevó adelante la mayor cantidad de trasplantes renales y renopancreáticos en el país, y es uno de los que más intervenciones de este tipo ha realizado a nivel mundial. Cuenta con protocolos de investigación propios que permitieron el desarrollo de nuevas y efectivas técnicas quirúrgicas, regímenes inmunosupresores y tratamientos de las complicaciones”, expresó el Dr. Imventarza, quien además es Presidente de la Sociedad Latinoamericana de Trasplante y Jefe de Trasplante de los Hospitales Garrahan y Argerich.

La inauguración del centro, ubicado en Austria 2012, en el barrio de Recoleta en la ciudad de Buenos Aires, se realizó recientemente y asistieron la Vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta y la Ministra de Salud del Gobierno de la Ciudad, Ana María Bou Pérez, entre otros funcionarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nuestros servicios

A %d blogueros les gusta esto: