Durante su discurso en defensa del Obamacare el presidente debió asistir a una embarazada

obamacare discursoEl mandatario dijo que la reforma sanitaria, que dará cobertura a casi 50 millones de estadounidenses que carecían de toda forma de seguro médico, es mucho más que la página web que está registrando algunas fallas.

La batalla que se libra en Estados Unidos por el Obamacare tuvo ayer un nuevo capítulo cuando el presidente Barack Obama salió nuevamente en defensa de la reforma de salud en un discurso en el que acusó a los opositores republicanos de estar dispuestos a provocar un desequilibrio en la economía mundial con tal de tumbar la norma, uno de los mayores logros de su gestión. En una alocución que brindó desde los jardines de la Casa Blanca, el líder demócrata reconoció el mal funcionamiento del portal de inscripción al sistema, registrado desde anteayer. También dijo que los republicanos se toman de ese punto para luchar contra la reforma de 2010, destinada a dotar de cobertura médica a todos los estadounidenses.

Entre otras cosas, Obama aseguró que el empeño republicano por impedir la implementación de la ley los llevó incluso a dañar la economía global, en alusión al reciente cierre parcial del gobierno provocado por la exigencia de la oposición de frenar la ley de salud a cambio de aprobar un presupuesto. El sitio web http://www.healthcare.gov no está funcionando tan bien como se supone que debería hacerlo, reconoció Obama durante el acto, en el que fue precedido por una inusual presentadora, Janice Baker, del estado de Delaware.

Baker es la primera persona que se inscribió en el servicio de salud, habilitada por la resistida ley. “Ese sitio web está yendo demasiado lento, la gente se queda bloqueada cuando intenta inscribirse”, dijo el presidente antes de admitir que no hay excusa para estos problemas, y señalar que nadie se encuentra más frustrado que él con esta situación, que fue profusamente difundida y criticada por los sectores opositores.

El mandatario norteamericano hizo hincapié en que su gobierno está haciendo todo lo posible para hacer que el portal funcione más rápido y mejor, con la ayuda de expertos y técnicos del sector privado. Pese a esos problemas, que están siendo usados por los republicanos para renovar sus ataques contra la reforma sanitaria, Obama dijo que miles de personas se inscribieron en los nuevos mercados de seguros médicos, abiertos desde el 1º de octubre.

El jefe de Estado señaló además que la reforma sanitaria, que dará cobertura a casi 50 millones de estadounidenses que carecían de toda forma de seguro médico –un 15 por ciento de la población, aproximadamente–, es mucho más que la página web que está registrando los fallos. Según Obama, más de medio millón de consumidores en todo el país pudieron hacer sus solicitudes para inscribirse al programa de salud.

El objetivo es que todos los estadounidenses tengan una cobertura sanitaria garantizada para el 1º de enero de 2014, cuando se espera que entre en vigor la obligatoriedad del seguro médico, la cláusula fundamental de la reforma sanitaria. Acusando recibo de la catarata de críticas que siguieron a los desperfectos técnicos en la página web y de la enorme demanda que el sistema desató entre los estadounidenses, Obama recordó que existen métodos alternativos de inscripción, como a través de una línea telefónica que funciona las 24 horas en 150 idiomas o en persona, en centros de salud u organizaciones locales.

“La esencia de la reforma está funcionando bien”, insistió Obama al mencionar, entre otros beneficios, la gratuidad de controles preventivos para las mujeres o la posibilidad de que los jóvenes permanezcan en el seguro de sus padres hasta los 26 años. La reforma, férreamente resistida por los sectores más conservadores estadounidenses y rechazada en sus votaciones en el Congreso por todos los legisladores republicanos, viene siendo escenario de una fuerte pulseada entre demócratas y la principal fuerza de oposición. Los republicanos condicionaron el presupuesto al aplazamiento o modificación de la norma, lo que dejó al país con su administración parcialmente cerrada durante 17 días, hasta un acuerdo de último momento en torno de un presupuesto temporario alcanzado la semana pasada.

Una mujer diabética que asistía al discurso de Obama se desvaneció en plena intervención del mandatario, quien evitó que se desplomara. Karmel Allison, embarazada, con diabetes e insulinodependiente, se encontraba justo detrás de Obama, mientras él hablaba sobre los beneficios de su reforma sanitaria. Pálida, empezó a tambalearse, momento que fue captado por las cámaras. Aunque no miraba hacia atrás, el presidente se dio cuenta de lo que pasaba y llegó a sostenerla impidiendo que la mujer cayera al suelo. “Estoy aquí, ya te tengo”, dijo Obama, que llevaba 20 minutos de discurso. Luego, bromeó: “Esto es lo que pasa cuando hablo demasiado”.

Allison había sido invitada por la Casa Blanca para representar, junto a otras personas, a los estadounidenses que, como ella, no podían acceder a un seguro médico privado, antes de la reforma, por tener enfermedades crónicas. Después de ser atendida, Allison aseguró en un mensaje de Twitter que se encontraba bien y agradeció al mandatario por sujetarla y evitar su caída.

Mirá el video en Youtube

Fuente: Página 12

Etiquetado como:

Clasificado en:América del Norte, Estados Unidos, Salud pública, Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nuestros servicios

A %d blogueros les gusta esto: