Llegará en agosto la vacuna contra el herpes zoster a la Argentina

culebrillaPor Fabiola Czubaj | LA NACION

Si todo se cumple como está previsto, en agosto llegará a la Argentina la primera vacuna local contra la culebrilla, nombre cotidiano para designar al herpes zoster. Estará disponible para los mayores de 65 años y aún se desconoce si tendrá algún tipo de cobertura. De lo contrario, habrá que ahorrar un poco, ya que, en Colombia, donde está disponible, cuesta alrededor de 150 dólares.

“Culebrilla es el nombre común para referirse al herpes zóster, que aparece por la reactivación del virus que causa la varicela en los niños”, resumió el doctor Carlos Cano, jefe del Departamento de Geriatría del Hospital Universitario San Ignacio, en Bogotá. Describió el dolor insoportable que causa esta erupción cutánea, con ampollas, que aparecen en forma de bandas en cualquier parte del cuerpo junto con comezón y otros síntomas parecidos a los de la gripe.

La condición para que esa reactivación del virus Varicella zóster (VVZ) ocurra es haber tenido varicela. Por eso, se dice que todos los mayores de 50 podrían desarrollarla. Por ahora, las cifras presentadas aquí, durante el V Congreso Panamericano de Gerontología y Geriatría, muestran que la mitad de los casos es en los mayores de 60 años.

El Programa de Inmunización, Vacunas y Biológicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el virus se “despierta” en entre el 10 y 20% de los adultos que tuvieron varicela cuando eran chicos. Algunos infectólogos, en cambio, ya hablan de que esa cifra puede llegar al 30% de los adultos que tuvieron la infección típicamente infantil (la varicela es la eruptiva más común en los menores de 12 años). La OMS llama a no subestimar la culebrilla porque puede provocar un daño neurológico o visual permanente.

“Después de haber tenido varicela en la niñez, el VVZ permanece en el cuerpo, inactivo, en las células nerviosas. En algún momento, más adelante, si el sistema inmunológico se debilita por alguna razón, como podría ser una experiencia que produzca mucho estrés, por ejemplo, el virus puede reactivarse. Y ese riesgo se incrementa a medida que se envejece”, indicó Cano durante una reunión de prensa organizada por el laboratorio Merck Sharp & Dohme, que comercializa la vacuna que llegará a la Argentina.

Un ensayo clínico aleatorizado versus placebo a 5,5 años que realizó entre 1998 y 2011 mostró “buenos resultados” de la vacuna para prevenir la culebrilla, como coincidieron los especialistas que participaron de la reunión con la prensa.

En los 38.456 mayores de 60 años, sin otras enfermedades ni antecedentes de culebrilla, que participaron del Estudio de Prevención del Herpes Zóster, la inmunización redujo un 51,3% el riesgo de desarrollar la infección y disminuyó un 66,5% el riesgo de padecer neuralgia postherpética, que es un dolor muy intenso donde aparece el sarpullido y que en algunos casos no desaparece con la enfermedad.

En los consultorios, el 45% de las personas con herpes zóster dice que siente dolor todos los días y un 42% lo describe como “terrible” o “insoportable”, según comentó Cano, que también es director del Instituto de Envejecimiento de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Javeriana, en Bogotá.

En otro estudio, conocido como ZEST, sobre la efectividad y la seguridad de la vacuna, pero esta vez en participantes de entre 50 y 59 años, el riesgo de desarrollar culebrilla se redujo un 70% versus un grupo que no recibió la vacuna.

Al repasar el “calendario de vacunación” para los más grandes que recomiendan los infectólogos, y cuyas vacunas no siempre están incluidas en los calendarios oficiales de los países, la doctora Rosana Richtman, del Instituto de Infectología Emilio Ribas, de Brasil, recordó que existen por lo menos “10 vacunas indicadas para los adultos”.

Además de la antigripal y la antineumocócica, están las que protegen de la hepatitis B, la tos convulsa, el tétanos y la difteria, por ejemplo. Para un adulto saludable de 60 años o más, Richtman recomendó estar al día con la vacuna contra la gripe, el neumococo (causante de la neumonía), el tétanos y la difteria y, ahora, el herpes zóster.

Leer artículo completo en La Nación

Etiquetado como: ,

Clasificado en:América del Sur, Argentina, Colombia, Laboratorios, Salud pública

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nuestros servicios

A %d blogueros les gusta esto: