Una nueva vacuna experimental contra el ébola

ebolaSINC – Un equipo internacional de investigadores ha logrado la inmunidad a largo plazo frente a la alta letalidad del virus del Ébola que se extiende por África occidental. El hallazgo ha sido inducido en macacos; en humanos, de momento, solo se ha anunciado la fase 1 del ensayo.

Tras los primeros resultados positivos frente al ébola obtenidos al administrar suero experimental en monos –publicados hace dos semanas en la revista Nature–, la última edición de Nature Medicine revela el éxito conseguido en macacos, esta vez, con una nueva vacuna.

El equipo internacional de científicos, liderado por Nancy J. Sullivan, investigadora de los Institutos Nacionales de Salud de EE UU, ha logrado la inmunidad a largo plazo frente al virus del Ébola –la especie conocida como ebolavirus Zaire (EBOV)–, que desde hace meses se extiende por África occidental.

La vacuna está basada en el vector de adenovirus derivado de chimpancé, ChAd3. En humanos de momento solo ha sido anunciada la fase 1, la más preliminar, del ensayo clínico.

El estudio sostiene que lo más efectivo es un régimen de vacunación en el que primero se inocula a los animales con ChAd3 para codificar una glicoproteína ebolavirus y, ocho semanas después, con un vector diferente (vacuna Ankara modificada o MVA), que lleva el mismo gen.

Es importante resaltar que un solo disparo con la vacuna ChAd3 también proporcionó protección completa a corto plazo y parcial a largo plazo.

Según los autores del trabajo, “este ha sido el primer régimen de vacunación que ofrece protección contra el virus unos diez meses después de la administración”. Las anteriores pruebas en animales solo mantuvieron la inmunidad en un plazo de cuatro a cinco semanas después de la vacunación.

Virus de chimpancé

El equipo seleccionó adenovirus de chimpancé en lugar de adenovirus humanos –utilizados en test anteriores para desarrollar una vacuna efectiva contra el ebolavirus– ya que muchos humanos ya se han expuesto a este tipo de virus y, por lo tanto, su sistema inmunológico está preparado para neutralizarlos.

Los ensayos preclínicos de estas vacunas se llevaron a cabo en un pequeño número de macacos, en los que se logró una protección a largo plazo relacionada con la abundancia de células inmunes del huésped.

Aunque los macacos fueron infectados solamente con EBOV, las vacunas contenían los genes que codifican las glicoproteínas de EBOV y de otra especie bastante común, el ebolavirus Sudán (SUDV), por lo que, según los investigadores, “es posible que la vacuna proteja contra ambas cepas”.

Los autores han concluido que la protección de esta vacuna de inicio rápido, que otorga inmunidad duradera, podría ayudar a contener la propagación de los virus del Ébola emergentes.

Referencia bibliográfica:

Daphne A Stanley, Anna N Honko, Clement Asiedu, John C Trefry, Annie W Lau-Kilby, Joshua C Johnson, Lisa Hensley, Virginia Ammendola, Adele Abbate, Fabiana Grazioli, Kathryn E Foulds, Cheng Cheng, Lingshu Wang, Mitzi M Donaldson, Stefano Colloca, Antonella Folgori, Mario Roederer, Gary J Nabel, John Mascola, Alfredo Nicosia, Riccardo Cortese, Richard A Koup & Nancy J Sulliv.

 

Fuente: Organización de los Estados Iberoamericanos

Etiquetado como: ,

Clasificado en:Africa, Ensayos clínicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nuestros servicios

A %d blogueros les gusta esto: